Cabecera

"No hay barrera, cerradura, ni cerrojo
que puedas imponer a la libertad de mi mente"

Virginia Woolf

martes, 11 de junio de 2013

Morrissey versión 2.0



"¿Cómo podrías ser feliz estando con alguien 
que insiste en tratarte como a un ser humano normal?" 
Óscar Wilde


En los comienzos de este blog, allá por Marzo, hablaba yo de Nacho Vegas y de la admiración que despierta en mí la manera en la que fue capaz de reinventarse para poder seguir su propio camino y no el que se le suponía que debía llevar desde su participación en Manta Ray. Esa conquista de la libertad y la honestidad con la que lo hizo me resulta envidiable.  Supongo, bueno en realidad sé por confesiones suyas, que no fue fácil y no salió indemne de esa batalla, lo cual hace aún más atractiva su travesía y, sobre todo, le hace más atractivo a él desembocando en él mismo.

Otro artista que ejerce un gran magnetismo sobre mí es  Morrissey , a su vez un gran tímido y, qué casualidad, Vegas lo adora. También tuvo que reinventarse tras la separación de su grupo The Smiths

Morrissey es de esas personas que no han hecho nunca concesiones, que se han trazado su vida de acuerdo a un universo muy peculiar en el cual se han hecho fuertes y han triunfado. Por esto que ejerce en mí una fascinación enorme.

Alguien profundamente tímido, ya lo hemos dicho, pero también mordaz, neurótico, contradictorio, imprevisible, depresivo…

“sus declaraciones, esquivas y mordaces, no hacían más que aumentar mi adoración. Era otra vuelta de tuerca, parecer un depravado y abogar por el celibato, salir con un ramo de flores en el trasero y animarnos a matar a los disc-jockeys (¿de verdad alguien cree que sus letras han envejecido?)”  Nacho Vegas
“No puedo sobrevivir en situaciones normales. No puedo enfrentarme a la rutina de un trabajo. No puedo hablar afablemente con mi vecino. Pero lo que otros consideran situaciones poco comunes y embarazosas –como salir en televisión, ir de gira- a mí me resulta glamouroso y muy agradable.”  Morrissey

 
Un tipo excéntrico, ambiguo, misterioso que ha conseguido que millones de personas se identifiquen con su música y con esa sublime manera de tejer canciones cargadas de sentimiento y poesía que expresan como nadie la  desazón  de vivir y amar. Gran Admirador de Óscar Wilde  al que toma como referente y del que coge prestadas gran parte de sus letras




En plena época 2.0 donde hasta Internet se reinventa y es capaz de transformar todo nuestro mundo conocido rompiendo barreras entre la pantalla y el usuario,  Morrissey sería el perfecto ejemplo humano de lo que eso significa.  Sin perder un ápice de su esencia es capaz de calar hasta lo más hondo a cualquiera que se le acerque pues no deja indiferente a nadie. Ha sabido manejar como nadie su magnetismo, esa determinación de ser único y con ello convertirse en un icono para varias generaciones. 

Vulnerable y a la vez esquivo. Nadie sabe en realidad de él más que lo que muestra cuando se transforma sobre un escenario mostrándonos su mejor versión

Con todos ustedes, this charming man, el chico con la lanza en el costado en :

 La importancia de ser uno mismo…