Cabecera

"No hay barrera, cerradura, ni cerrojo
que puedas imponer a la libertad de mi mente"

Virginia Woolf

martes, 18 de junio de 2013

¿A un día de Verano habré de compararte?



Shall I compare thee to a summer's day?  
William Shakespeare


Nada mejor que recurrir a Shakespeare cuando mi intención de hoy es volcar el Verano en estas letras. ¿A un día de verano habré de compararte? Ni eso puedo, tú eres mejor aún. Ni siquiera el Verano con toda su belleza puede compararse a mi amada
Ahí es nada, lo dice Shakespeare. 


Porque el  Verano,  como el Amor, es pura Vida. Así que aquí vengo yo en este día con el Verano a cuestas. 

Somos muchos los que al llegar el Verano revivimos a un estado más pleno, más feliz, más consciente en todos los sentidos. Nos vemos más guapos, más seductores

Será por estos días llenos de luz, por el cambio de ritmo, por la fruta, por ese primer chapuzón en el que todo el cuerpo se regodea, por la pereza de las tardes, por el lento transcurrir del tiempo, por el vaguear, por los conciertos al aire libre, por las largas conversaciones nocturnas, si hay suerte, hasta interesantes (difícil pero no imposible, lo decía Morrissey aquí hace unos días ;) por amanecer despacio… Aparcando la prisa, y ralentizándolo todo con alevosía y a veces nocturnidad… 

...slow ...slow .... ... …slowly






Ya sé, ya sé, hay quien se agobia, que resopla y suda, una lástima. Se arrastran de un sitio a otro buscando sombra o un aire acondicionado a tope para poder seguir respirando. Farfullan todo el rato y se enzarzan en una lucha a muerte contra los grados. Supongo que nada que se les diga aliviará el trance y de nada valdrá recomendarles que disfruten del calor mimetizándose con él. Una pena.





Desde el primer día que me despierto oyendo a los pájaros juguetear en el aire me asalta la sensación de que algo nuevo está por descubrir y disfrutar. Que la vida espera. Y también, por qué no, llegar al Verano me pone algo melancólica y recuerdo esos primeros veranos llenos de nuevos amigos, de amores, de música y donde el día estaba lleno de deporte y la noche… también. En ellos se materializaba como nunca la promesa de algo nuevo y distinto

Los grandes descubrimientos vitales siempre suceden en Verano ¿verdad? “unos días conocidos sin prisa, sin hacerse notar, igual que amigos tímidos” diría García Montero.


Pues sí, todo esto quería contaros hoy y triunfar de nuevo en vuestros corazones (:  …pero una vez y otra vuelve a mi cabeza esta imagen que aquí os dejo porque si algo hemos tenido los de nuestra generación es mucho, mucho, mucho….  

Verano Azul …


www.webalia.com