Cabecera

"No hay barrera, cerradura, ni cerrojo
que puedas imponer a la libertad de mi mente"

Virginia Woolf

martes, 9 de abril de 2013

Párate, mira.






“la vista llega antes que las palabras
…es la que establece nuestro lugar en el mundo circundante”
John Berger


Pues ahora sí que la hemos liado bien, cuando empezábamos a pensar que lo que conformaba el mundo era la capacidad para expresarlo con palabras llega John Berger, critico de arte y escritor, y nos dice que no, que primero es la mirada:“el niño mira y ve antes de hablar”.

¿Será por eso que María Zambrano puso tanto empeño en que nos tomáramos nuestro tiempo, en que nos paráramos y miráramos a nuestro alrededor antes de sacar conclusiones?

Y si se trata de mirar qué mejor guía que John Berger (Londres, 1926) quien con su libro “Modos de Ver” (1974) consiguió darle la vuelta a la manera que hasta entonces se observaba el mundo y, sobre todo, el Arte y a quien la Fundación de Amigos del Museo del Prado en el 2010 le hizo un Homenaje por haber “revolucionado la manera de entender las bellas artes desde una nueva perspectiva”.

Berger en su libro "Modos de Ver" hace un análisis de cómo vemos el mundo, analiza cómo llega el Arte a nosotros y cómo lo interpretamos. 

¿Qué esperamos encontrar al entrar en un museo? 

Imagino que la mayoría de nosotros vamos a dejarnos sorprender y pocas veces somos realmente conscientes de los condicionantes que nos acompañan durante la visita, el peso que tendrán a la hora de sacar nuestras propias conclusiones y que estarán muy en concordancia con lo que se supone que debe ser el Arte. A su vez, las imágenes vienen acompañadas por el propio modo de ver del artista y cómo lo plasmó en el cuadro o en la fotografía y esto viene a mezclarse con nuestro propio modo de ver. Vaya, un maravilloso embrollo.

Por poner un ejemplo muy claro que John Berger utiliza en su libro, aquí os dejo Trigal con cornejas, Van Gogh.

Miradlo bien.




¿Y si ahora os digo que fue el último cuadro que Van Gogh pintó antes de suicidarse?

Indudablemente estas palabras han cambiado la imagen que habéis percibido y como dice Berger “ahora es una ilustración de la frase”.  En su opinión “los cuadros, como toda información, han de defender su propia verdad contra la de toda información que se transmite continuamente”.

Alguien muy cercano a Berger, una de sus alumnas y amigas más fieles es la directora de cine Isabel Coixet. En cada una de sus películas sigue sus enseñanzas impecablemente creando unas composiciones donde se prima siempre la contemplación a la acción. Esta manera de narrar está especialmente patente en La vida secreta de las palabras donde le hace un guiño a Berger distrayendo sobre una mesa su libro “Modos de Ver” y donde su gusto por los detalles, las pequeñas cosas, los objetos, cobran un protagonismo absoluto detrás de las palabras que no se dicen. 

Qué se puede decir cuando Hanna desabrocha su blusa y muestra su pecho desnudo adornado de cicatrices. Poco. Nada.

Os dejo un trocito de la película y de fondo sonando Antony and the Johnsons cantando “Hope there’s someone” …...ufff, sin palabras…