Cabecera

"No hay barrera, cerradura, ni cerrojo
que puedas imponer a la libertad de mi mente"

Virginia Woolf

martes, 19 de marzo de 2013

Sí, se puede

Este post de hoy en realidad estaba pensado para publicarse en unos días, no quisiera aburrir hablando tan seguido de política, pero imposible abstraerse de lo que nos rodea. Los últimos acontecimientos en Chipre han sembrado la confusión y la alarma en todos, y lo que leemos y escuchamos en los medios no ayuda a tranquilizar mucho. Está claro que es un toque de atención y, dada la calidad de quienes nos gobiernan, raro será si en estos momentos, ¡sálvese quien pueda!, no hay quien esté traspasando su capital a entidades alemanas, más solventes, dónde va a parar, y dando un paso más hacia el colonialismo alemán que a este paso conseguirán adueñarse de nuestro libre albedrío y nuestra libertad, si no son dueños ya.

También vuelvo a la carga convencida por aquellos que les pareció que me quedó palabrotero, airado y desolador el anterior post. Así que, hago mías las palabras de Max Pradera “cada vez más convencido de que estar todo el día ocupándonos de infraseres como Cospedal u Óscar López nos convierte en más mediocres” y voy a dar voz a los que cada mañana se despiertan dispuestos a cambiar el signo de los tiempos, a todos los que nos dignifican como seres humanos.

Fui testigo y partícipe de ese 15 de mayo de hace dos años en el que unos cuantos nos echamos a la calle y tomamos la plaza pues  ya desde hacía tiempo veíamos venir la que se nos avecinaba.  Hubo quien nos llamó alarmistas y nos decían que no era para tanto. Ahí nació el Movimiento 15M o movimiento de los Indignados, en la lucha por un futuro digno, de las personas y no de los mercados y alejado de una política falsaria y por una Democracia Real. Esto desencadenó una respuesta mundial con multitud de réplicas en las principales capitales del mundo bajo el sello de Spanish Revolution. Desde entonces no hemos dejado la calle y ahí seguiremos por mucho tiempo, me temo, porque pensamos que: Sí, se puede.



A su sombra han tomado fuerza plataformas como PAH, Plataforma de Afectados por la Hipoteca: de la burbuja inmobiliaria al derecho a la vivienda, constituida en Barcelona en el 2009, y cuyo mayor logro junto con el abogado, Dionisio Moreno (no dejéis de pinchar este enlace para saber de él, lo merece) lo hemos vivido la semana pasada cuando el Tribunal de Justicia de la UE declaró ilegal el procedimiento español de ejecución hipotecaria, dicha sentencia viene a reforzar su ILP, Iniciativa Legislativa Popular, proposición de ley de regulación de la dación en pago, de paralización de los desahucios y de alquiler social. Aunque a día de hoy aún no consiguen llegar al creciente número de desahucios, en ocasiones con consecuencias fatales, a diario consiguen paralizar un buen número de ellos. A estas alturas quien no haya visto a Ada Colau compareciendo en el Congreso se ha perdido el mejor momento de nuestra Democracia en mucho tiempo. Sí, se puede.

Y vienen ahora mis admirados ATTAC , doce años ya en activo, movimiento independiente que frente a la hegemonía de las finanzas y las políticas neoliberales anteponen un mundo en el que el ser humano no sea simple mercancía. El día que decidieron querellarse contra tres grandes firmas de calificación de riesgo conquistaron para siempre mi corazón. El recurso fue desestimado pero quedan ahí las agallas para denunciar algo tan reprobable como lo que hacen estas agencias. Suelo leer muy atentamente todo lo que a través de ellos firman: Rosa Mª Artal o Juan Torres, aunque todos sus colaboradores son de gran nivel. Sí, se puede.

DRY , Democracia Real Ya, no debemos, no pagamos. Cuyos esfuerzos también van encaminados a una Europa de las personas y no de los mercados, con propuestas muy definidas y acciones constantes en este sentido. Son el gota a gota que irá puliendo la roca. Sí, se puede.

Esto es un no parar: Colectivo Novecento, Somos el 99%, SOP, Sin Obsolescencia Programada, que traigo aquí porque el español creador de la bombilla que no se funde se encuentra amenazado de muerte. Facua, en defensa de cualquier abuso al consumidor y amenazada por no tragar ante tanta privatización. Las Asambleas de Barrio, cuyo cuerpo a cuerpo con el ciudadano contribuyen a amortiguar el choque con la voracidad del sistema. Sí, se puede.

Seguramente me deje muchos movimientos sociales y esto me dará para muchos más post, no hay problema, los que sean necesarios. Frente a los que abogan por el estallido social y la salida violenta (francamente, les entiendo) a una situación cada vez más insostenible, yo les digo que somos más (el 99%), que sin nosotros no pueden sostener “su” sistema, cortémosles el grifo, entre todos podemos, cada día un paso, cada día una nueva acción. No es caridad lo que queremos es JUSTICIA. Sí, se puede.




Enlaces: